Ir al contenido principal

Una razón para retroceder: "Mi YO"

"La religión nos hace sentir satisfechos por nuestras obras, el evangelio nos hace sentir satisfecho por la obra de Cristo"

No si les ha pasado a ustedes pero luego de tener un extendida platica sobre mi vida cristiana con algún joven o señorita, una de las preguntas que siempre me han hecho es la siguiente: ¿Hace cuantos años eres cristiana? Así que muchas veces mi respuesta era: “Nací en un hogar cristiano" con una humildad un tanto fingida. Hasta pienso que eso llenaba siempre mi corazón de hacerme sentir mejor que otros cristianos.

Pero la verdad que el nacer en un hogar cristiano, con padres cristianos, no necesariamente te hace un "buen cristiano" ni querer vivir una vida de cristiano. Lo triste es que hoy en día puedo ver  jóvenes cristianos que nacieron en hogares cristianos, con padres cristianos y que son tentados a no seguir su fe; sé que ellos te darían muchas razones (demasiadas razones) del porque se alejaron y muchas más del porque no desean regresar.

Siempre habrá razones en nuestras vidas que nos hará retroceder, pero nunca serán las suficientemente buenas para alejarnos de Dios. ¿Te ha pasado que como Joven Cristiano pones todo tu empeño, tu esfuerzo, tu dedicación y que nadie valora eso? Una de las razones de porque el día de hoy muchos jóvenes cristianos nos alejamos de Dios (aunque hay muchas más) es porque siempre pensamos que merecemos ser conocidos y valorados por lo que hacemos, incluso pensamos que debemos ser aplaudidos y cuando nadie lo hace simplemente nos sentimos desalentados, desanimamos y utilizamos esa tonta razón para alejamos ¿cierto? y el pecado de la autoaprobación entra poco a poco a nuestro corazón. Aunque no lo creas puedo decirte que entiendo cómo te sientes, suelo recordar con tristeza de todas aquellas cosas que solo buscaba llenar mi "yo" de orgullo y de reconocimiento. 

Ahora querido joven mi deseo es que no llegues más lejos de lo que ahora te encuentras (y no lo digo por tu crecimiento espiritual) lo que quiero decir es que puede que hayas hecho muchas cosas dentro de tu Iglesia, localidad, trabajo, universidad, etc. para que la gente vea que eres un "buen cristiano" es más, pueda que digas que eso no está mal y que de esa forma te enseñaron a vivir tu vida cristiana; y claro que no está mal, no hasta cierto punto, lo que si estuviera mal es querer la aprobación de los demás, cuales son las intenciones de tu corazón. Ahora, puedes vivir tu vida cristiana haciendo lo mismo, pero esto sería terrible (seria pura religiosidad) o te detienes, oras y pides perdón a Dios, es más puedes tener la libertad de preguntarle si ve en ti evidencia de ser un cristiano verdadero y genuino, claro para algunos esto no le vean sentido y no lo hagan; muchas veces nos resistimos a ver nuestro pecado, ya que nuestra naturaleza humana siempre nos lo va impedir, pero recuerda que la Salvación de tu alma no es por lo que haces ni por lo que eres sino por lo que Dios ya hizo en la Cruz, ¡¿no es maravilloso?! Cristo ya lo hizo todo.

¿Sabes? con el tiempo ya no será necesario tener que llenar tu "Yo" de cosas temporales, el hacerlo en mi propia vida parecía que llevaba la carga que llevo el peregrino en todo su camino y que solo viniendo a la Cruz pudo dejar ese gran peso, tú puedes hacer lo mismo estoy segura que Dios nos ayuda, recuerda vivir el evangelio en las cosas que nadie ve. Sé un cristiano genuino deja tu "yo" de lado, que no sea una razón para retroceder comienza buscando  primeramente el reino de Dios y su justicia, recuerda de no creerte que eres un buen cristiano solo porque vas a la iglesia un domingo o por leer tu Biblia o tal vez por participar en actividades cristianas, puedes haber hecho todas estas cosas durante mucho tiempo y nunca haberte dado cuenta si realmente fuiste salvo. Medita en ello y actúa pronto, tú salvación es importante.


Hoy mi respuesta a la pregunta que escribí al comienzo me lleva a responderla con mucha alegría, no porque diga que nací y crecí en un hogar cristiano, sino porque hay un Dios que me buscó, me encontró, me eligió, y no me dejó y que por pura gracia permitió que naciera en un hogar cristiano, aprendiendo cada día dejar a un lado mi "YO" para comenzar a servir con las personas que me aman, y por más difícil que nos parezca, es necesario actuar como verdaderos cristianos, ahora ¿qué de los jóvenes que no nacieron ni crecieron en un hogar cristiano? 

Continuará....

Entradas populares de este blog

Amando la Iglesia de Cristo

Hace un par de semanas atrás mientras conversaba con una de mis amigas pude reconocer cuanto amo la iglesia donde hasta hoy Dios me ha permitido servir y aunque esa platica duro pocos minutos fue muy emocionante darme cuenta lo que significaba para mí la Iglesia de Cristo.
Reconozco que el chip de amor por mi iglesia local estuvo mucho tiempo desactivado, es más estuvo a punto de colapsar cuando mi vida espiritual pasaba por los peores momentos, claro la culpa no era de la iglesia pero definitivamente no me sentía muy cómoda estar en ella. (El pecado siempre tratará de alejarnos de Dios) pero reconozco que la Iglesia ha sido para mí de bendición y edificación incluso cuando yo ni siquiera me daba cuenta.
Si pudieron leer las entradas anteriores, habrán notado que en una de ellas les hablo que nací y crecí dentro de una familia cristiana por ende también dentro de una Iglesia Cristiana, recuerdo que mis Padres desde muy temprana edad pudieron cultivar tanto en mis hermanas como en mí el …

Algo de mí...un pasado que ya es historia

Recuerdo claramente el día que Dios quebrantó mi corazón, lloré amargamente, ÉL me mostraría lo engañoso que estaba siendo mi corazón, y aunque tristemente yo no deseaba aceptarlo, yo debía entender que el decir "Dios úsame" iba mucho más allá de mis expectativas.
Me encanta escribir por eso fue que empecé este blogger, había una razón muy personal en ese entonces pero aquí estoy para contarte algo de mí.
He vivido muchas experiencias y aprendido a ver de una manera sorprenderte como Dios actúa en vidas imperfectas, y la mía ha sido una de ellas.
Soy tan pecadora como tú, pero amado por un Dios lleno de gracia, eso lo he vivido en todo este tiempo y aún siento que lo que he recibido no es suficiente, anhelo ser ese recipiente de gracia para ser llena por Él.
Por mucho tiempo he querido compartir mi testimonio, tal vez pensando que tendría que ser aquella persona que ha vivido en drogas o alcoholismo, o sufrir un accidente y así ver si Dios hacia algo sorprendente en mi vida…